Si por algo destaca la Navidad, es sin duda por las grandes comilonas en las que nos reunimos con la familia y los amigos. En muchas de esas comidas y cenas, las recetas preparadas por Saborea la Vida han sido las grandes protagonistas (y además, os damos las gracias por confiar en nosotros para un momento tan especial).

El caso es que en estos días comemos demasiado. Una vez que hemos sobrepasado las cenas de empresa previas a las fiestas, la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, las meriendas del pasado fin de semana o las comidas del lunes 26, que por suerte este año fue festivo, aún nos queda la recta final de las fiestas. La cena de Nochevieja, la comida de Año Nuevo, o la cena del 5 de enero o la comida del Día de Reyes son algunas de las citas a las que tenemos que enfrentarnos en los próximos días.

Si quieres sobrevivir a esta cita  gastronómica en la que como regla general comemos más de lo que deberíamos, aquí te dejamos una pequeña guía para mantener tu línea en estas fechas.

Consejos para mantener la línea en Navidad

Regla número 1: No llegues a la mesa con hambre. ¿Cuántas veces has llegado a la cena de Nochebuena o de Nochevieja con un hambre tremenda porque no has tomado un tentempié a mitad de tarde? Hay gente que no tiene el hábito de desayunar, almorzar o merendar, y ese es un tremendo error que muchos comenten a diario. Pero además, también hay mucha gente que sabiendo que va a cenar o comer mucho en días como Navidad, prefieren no merendar para quitarse esas calorías. Un tremendo error, porque al no haber metido nada al cuerpo en las horas previas, llegarás a la cena o a la comida con un hambre canina y arrasarás con todo lo que te se te ponga por delante.

Regla número 2. Come alimentos sanos los días anteriores. Es normal que en la cena de Final de Año no puedas resistirte a probar todas las delicias que te llevaremos desde Saborea la Vida si has encargado tu menú de Nochevieja. Es imposible resistirte a la tentación, lo sabemos… Por eso, intenta compensar los días anteriores tomando comidas sanas y ligeras. En Saborea la Vida también podemos ayudarte en esta tarea con muchos platos de cocina casera recién salidos de nuestros fogones.

Regla número 3. Practica deporte. Una regla básica y extensible al resto del año, pero que en durante las Fiestas de Navidad se convierte en imprescindible si queremos quemar esas calorías extras. Si lo tuyo no es el deporte, al menos, intenta salir a andar para tratar de compensar todo lo que has comido. Además, practicar deporte nos ayuda a mantener el autocontrol a la hora de comer.

Consejos para comer menos en Navidad

Regla número 4: Ponte en el plato lo que vayas a comer. Nadie te dice que no comas de todo, sería un crimen no probar todo lo que hay sobre la mesa, pero ten moderación. Prueba de todo en su justa cantidad, y para ello, lo mejor es que te olvides de picar directamente de las bandejas en el caso de los aperitivos. Directamente, sírvete en el plato los aperitivos que crees que se ajusta a tus necesidades.

Regla número 5: Come despacio. Al comer más despacio, conseguimos que nuestro organismo se sacie antes que si comemos a toda prisa.

Regla número 6: Utiliza platos pequeños. Es un pequeño truco visual. Con la misma cantidad de comida en un plato grande, nos parecerá que nos es comida suficiente y querremos llenar el plato hasta que rebose. En cambio, con esa misma cantidad de comida en un plato más pequeño, nos parecerá que hay comida suficiente y mentalmente nos ayudará a pensar que estamos saciados.

Y tú, ¿tienes algún truco para mantener tu peso en Navidad?

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.