¿Pensando en darle una sorpresa a tu pareja para celebrar San Valentín? No lo dudes. Prepara una cena romántica en casa: pon una mesa bonita, llena la casa de velas, y por supuesto, olvídate de la cocina y encarga unas tapas, algo de picoteo, un poco de pescado, un postre en Saborea la Vida… ¡Y seguro que sorprendes a tu pareja, y con muy poco esfuerzo!

Cena San Valetín

Y como de la cena nos vamos a encargar nosotros, aquí te dejamos algunos consejos para crear la atmósfera perfecta para conseguir que tu pareja caiga rendido o rendida a tus pies.

Elige: ¿mesa formal, o picnic?

Si quieres sorprenderle de verdad preparando algo diferente, monta un picnic en el salón. Extiende una manta, llena la habitación de velas, enciende la chimena si la tienes, prepara la vajilla, las copas para brindar… y a disfrutar de una cena perfecta. Si no te apetece estar tirado en el suelo con una manta, apuesta por poner una mesa bonita y celebrar una cena tradicional.

Crea un ambiente romántico

Cena de San Valentín

Llena de velas el salón, tanto en la mesa, como en las estanterías, o incluso, en el suelo. Las llamas tintineantes siempre proporcionan una sensación de calidez y confort. Pon música de ambiente, a un nivel adecuado para que podáis hablar sin problemas. Y prepara alguna decoración o algún detalle especial ¿Qué tal por ejemplo un corazón hecho con posits en el espejo de la entrada?

Prepara un centro de flores bonito

Las flores no pueden faltar en una cena romántica como la de San Valentín. Acércate a la floristería más cercana, y que te preparen un ramo o un bouquet para decorar la mesa. Alrededor, puedes poner unas velas de té, o directamente, si te gusta la decoración más barroca, poner unos candelabros. Da igual que sean de cristal, o dorados o plateados: recuerda que este año en deco se lleva el brilli brilli.

Elige el menú adecuado

Cena San Valentín

En Saborea la vida tenemos una amplia carta de platos para que puedas elegir sin problema. Para confeccionar el menú, puedes apostar por platos que sepas que a tu pareja le encantan, o quizás apostar por algún plato para sorprenderle. Unas tapas junto a algún plato de picoteo, y un primero o un segundo, junto a un postre como uno de nuestros corazones de San Valentín, bastarán para que la cena no sea demasiado pesada. Tampoco te olvides de elegir bien los vinos para maridar con la comida, y por supuesto, deberá tener preparadas dos copas y una botella de cava para brindar por vosotros.

¿A qué esperas para ponerte en contacto con nosotros y hacer tu encargo para celebrar San Valentín por todo lo alto y sin tener que pasarte todo el día en la cocina?

Leave a Reply

Your email address will not be published.