Las mesas de dulces, también conocidas como Candy Bar, Sweet Table, Sweet Bar o Sweet Buffets, están más de moda que nunca. En bodas, bautizos, comuniones, fiestas de cumpleaños, las candy bar cumplen una doble función. Por un lado, sirven para poner el punto dulce a cualquier fiesta, y por otro, decoran el espacio y son auténtica sorpresa para los invitados si logramos un diseño atractivo y lleno de encanto.

5PChWcNYleKGqsQTT0NQJ8yDk8a1q1mx02mJvTC5zrg,Y5XBPm8XphF0vb5-1iq6BWGqLj12Nf6J7K6MB5QIDSE

Los dulces han acompañado al hombre a lo largo de su historia para poner alegrar un poco la vida, pero las candy bar como tal nacieron en los años 50 en Estados Unidos, y más concretamente, en el estado de Pensilvania, para homenajar a una pareja en el día de su boda, con deliciosos postres elaborados a mano por familiares y amigos de los novios dispuestos en una mesa decorada para la ocasión.

Candy Bar

Poco a poco, este concepto se fue extendiendo y mejorando, trasladándose desde el mundo de las bodas a cualquier tipo de celebración, evolucionando tanto el tipo de dulces como la forma de disponerlos. De hecho, en la actualidad muchas candy bar son auténticas obras de arte llenas de imaginación; bodegones temáticos que encandilan a los amantes de los dulces que están deseando inaugurar la mesa dulce para probar sus deliciosas propuestas, que van desde las tradicionales chucherías a las mini cakes, cupckes o macarons…

Candy Bar José Fernández Catering

 

El único límite está en la imaginación, y en la capacidad de tus invitados para acabar con todos los dulces que les ofrezcas ¿Y tú? ¿Ya sabes qué tipo de candy bar querrás en tu boda o en tu celebración?

Fotografías: Doble Studio

 

 

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.