Si te gusta el champagne, hubieras disfrutado de lo lindo en la fabulosa barra de champagnes que preparamos el pasado día 26 de abril en uno de nuestros eventos. Esbeltas copas de cristal para brindar, una champanera gigante para dar glamour a la mesa, elegantes bandejas… y por supuesto, el exquisito champagne francés G.H. Mumm para hacer las delicias de todos los invitados.

Para encontar las primeras páginas de la historia de la Maison G.H.MUMM en la elaboración de vinos hay que remontarse al menos hasta el año 1827, fecha de su fundación oficial. Varias décadas antes, en 1761, la familia Mumm ya poseía un negocio de elaboración y comercialización de vinos en Colonia, Alemania, bajo la denominación «P. A. Mumm», iniciales y apellido de su propietario Peter Arnold Mumm.

Mumm

La compañía era propietaria de extensos viñedos en el valle del Rin, donde elaboraba sus propios vinos. En los primeros años del siglo XIX, esta familia decició ampliar horizontes y traspasar las fronteras de su Alemania original para crear una sucursal de su compañía en la región de la Champaña, abriendo una oficina en Reims desde la que empezaron a elaborar vinos espumosos.

Mumm

Desde la fundación de la compañía, uno de los objetivos fundamentales fue la calidad. Un signo de distinción que ha seguido siendo parte de la filosofía de esta Maison hasta la actualidad, quedando plasmado en el lema que acuño Georges Hermann Mumm: ‘Sólo lo mejor’.

Este lema todavía se exhibe con orgullo casi dos siglos después de su fundación, en un momento en el que esta firma destaca por la autencidad y por el respeto hacia las tradiciones del Champagne, compaginándola con la tradición y la innovación.

Mumm

Y desde La Cocina de José Fernández saludamos y compartimos la apuesta por la calidad de esta exquisita bebida, perfecta para cualquier celebración pública o privada ¡chin chin!

Mumm

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.