Nos encanta cocinar. El hecho de estar entre los fogones, ver que todo esté a punto, notar el aroma que sale de las cazuelas o del horno, ver las texturas, los sabores, decorar los platos, servir, ver vuestra cara de satisfacción mientras degustáis nuestros platos… Pero tras cada plato que os coméis, tras cada cucharada que os lleváis a la boca, hay muchas horas de trabajo, no solo en la cocina mientras elaboramos la receta, sino mientras buscamos los mejores ingredientes, o cuando experimentamos, y nos dejamos llevar para crear esas recetas.

JPRW_EpwiQ6XwUxJOaLTczFgYQYB5_Om7m5il7WEOQE,D5fTnbo_5oWs-rXsHHJMOFTn8XVv1w03iueo6ktBVSE

Hay muchas recetas que son un clásico en la cocina internacional o en la cocina aragonesa, pero hay muchos platos que han sido creados ex profeso en nuestros fogones para que podáis disfrutar de ellos. Incluso los platos que servimos inspirados en la cocina internacional, tienen nuestro toque y nuestra pizca secreta para darle ese sabor tan particular que nos caracteriza.

X3cCjzFsTduORwJ3uef3LKLAyRcxULSgQBaoOUMy4yc,BfXflBU-DL-vIluttCJ-yUbwNV8p-iy2B1_eaQWW-xI,WAwy4aPQQ67E1N4qGeXU29JpOhFq6ocaE3fecWR5SeM,OvZKB2Q6vtDxR7a8dGT8MJoIIpMASQzZepeyQ0mjIjc

En muchos casos, la inspiración para darle ese toque mágico llega de repente, como quien no quiere la cosa, gracias a todos los años de experiencia a nuestras espaldas y al conocimiento que tenemos de loe fogones. Pero en otros casos, el proceso creativo para que nazca una receta supone horas de trabajo de experimentar con productos recién traídos de la huerta, de mezclar sabores, ingredientes… hasta que encuentras el punto perfecto que te hace sonreír.

y9yHh4ViNOwPECNEerVsCSABIsQXO28WGr0_u2sHVcQ,rnomPJ6PqvhEmcwo_Sxj6rVszi9P0PrZWo2EE8lhiws,2KyNPIrBqmYIl6YyjVykcqjlCRx5E5DEb1x8Fx3OV0k

No importa lo que te cueste, pueden ser diez minutos, o pegarte varias horas sacando nuevos sabores o nuevas presentaciones para sorprender a los invitados a nuestros eventos. La cocina nos hace pensar, nos hace experimentar, nos hace superarnos, nos hace incorporar nuevas técnicas, nuevos alimentos, nuevos sabores, nuevas formas de presentar… Provoca que dejemos volar nuestra imaginación, nuestra creatividad, hasta lograr esa receta perfecta e inmejorablemente presentada para que podáis disfrutar de ella en ese evento tan especial con el que queréis agasajar a vuestros invitados. Y esa sonrisa de satisfacción es, precisamente, nuestra mejor recompensa para seguir creando y superarnos día a día.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.