Faltan unos días para Sus Majestades los Reyes de Oriente recorran las casas de toda España son sus regalos, y en muchas mesas ya se han comenzado a degustar los deliciosos  Roscones de Reyes. Un dulce típico de estas fechas que puedes encontrar en nuestra tienda de Huesca, en Saborea la vida, y que tiene más de 2.500 años de historia, ya que aunque enmarcado en otras celebraciones, los romanos ya consumían este postre hace cientos de años.

De hecho, para encontrar su origen tenemos que viajar hasta el lejano siglo II A.C. En ese momento histórico, a mediados del mes de diciembre, y tras la finalización de los trabajos en el campo, se celebraban las Saturnales, una fiestas en honor a Saturno, el dios de la agricultura, en las que se celebraba el final de la oscuridad y el inicio de la luz con el lento alargar de los dias. Durante estas fiestas, los esclavos estaba excusados de realizar trabajos, y entre las comidas que se preparaban para la ocasión, destacaba una torta a base de miel en la que se introducían frutos secos, higos o dátiles.

Posteriormente, en el siglo III DC comenzó a introducirse en este postre la famosa haba, un símbolo de suerte y de fertilidad. Tras desaparecer el paganismo al instaurarse el cristianismo como religión oficial del Imperio, las celebraciones paganas como las Saturnales desaparecieron, pero se mantuvieron costumbres como estas tortas en las que se encuentra el origen de nuestros roscones de Reyes.

IMG-20150102-WA0003

Con la caída del Imperio, este postre desapareció en muchos lugares, pero en otros sitios, como Francia, mantuvo e incrementó su popularidad, llegando a nombrarse el ‘Rey del haba’ al que encotraba este alimento en el interior del roscón. Posteriormente, tras convertirse en un postre muy apreciado entre la aristocracia francesa, en el siglo XVII un cocinero que quiso contentar al rey Luis XV introdujo una moneda de oro en el interior del roscón, comenzando así el declive del haba, ya que todo el mundo prefería encontrar el otro premio.

En nuestro país la costumbre de comer roscón también viene de antiguo, aunque fue el monarca Felipe V quien introdujo en España la tradición de meter una moneda con el tiempo, aunque con los años se cambió la moneda por una figurita de cerámica, a la par que el haba se convertía en una sorpresa que nadie quería encontrar. De hecho, con los años, el que encontraba el haba tenía que pagar el roscón. De ahí la frase  ‘tonto del haba’, origen del insulto tontolaba.

Y para mantener esta dulce tradición de siglos, en Saborea la Vida nuestros maestros reposteros trabajan a ritmo frenético para ofreceros Roscones de Reyes utilizando materias primas de primera calidad para que degustéis deliciosos roscones en las meriendas del día 5, o en las cenas y comidas que pondrán punto y final a la Navidad del 2015.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.