Poco a poco vamos recuperando la normalidad tras el parón sufrido a causa del confinamiento. Y en este periodo de adaptación a la nueva normalidad, las bodas al aire libre se han convertido en una tendencia al alza para garantizar la seguridad de los invitados. En La Cocina de José Fernández tenemos fincas ideales para organizar este tipo de eventos, en espacios como Los Jardines del Canal, Torre del Pino, La Harinera de Caspe, Torre Mirahuerta, Tierra de Cubas o Jardines del Monasterio, entre otras.

Hoy, en el blog de La Cocina de José Fernández queremos daros unos cuantos consejos para celebrar bodas al aire libre en Zaragoza y Huesca.

¿Boda de mañana, o de tarde?

Todo dependerá del momento del año elegido para casaros. Si es una boda en primavera, otoño o invierno, no hay duda de que el medio día es el mejor momento para celebrar la ceremonia, el cóctel y el banquete.  En verano, sin duda el horario estrella es el atardecer cuando el calor comienza a bajar. Y además, los momentos de puesta de sol son espectaculares para celebrar el cóctel. Si prefieres una boda de mañana, habría que intentar celebrar la ceremonia a medio día, antes de que el sol comience a apretar.

Aprovecha los espacios naturales

Ya que te vas a casar al aire libre, aprovecha los espacios naturales que disponen las fincas, y crea una decoración acorde con ellos. Convierte la naturaleza en el telón de fondo de vuestra boda para que vuestro sí quiero sea idílico con una deco romántica, boho o rural chic llena de elementos retro. Por ejemplo, la pérgola recubierta de hiedra de Los Jardines del Canal es un espacio idílico para celebrar una ceremonia llena de magia. Y si quieres algo diferente, apuesta por instalar un tipi lleno de flores, o una estructura de madera con formas geométricas decorada.

Detalles para los invitados

Al ser una boda al aire libre, puedes poner un punto de bienvenida para repartir entre los invitados abanicos, sombreros, esparteñas, gafas de sol… o kits adaptados a la nueva normalidad (como geles, etc). En caso de que la ceremonia sea en otoño o invierno y en previsión de que pueda hacer frío, se pueden colocar unas mantitas sobre las sillas del espacio de la ceremonia. También es interesante (sobre todo en época de calor) instalar una mesita con agua, refrescos o limonada, o servir una copa de cava, para que los invitados puedan refrescarse mientras esperan a que empiece la ceremonia.

Cuidado con la paleta cromática

En el diseño de la boda, tendrá mucha importancia la paleta cromática elegida. No es lo mismo casarse en otoño, una estación en la que podemos jugar con tonos como los marrones o los amarillos o naranjas, que la primavera, una estación ideal para apostar por los tonos rosas, o el verano, perfecto para arriesgarse con colores más subidos de tono.

Plan B

Ten presente siempre un plan B. Aunque lo tengas todo perfectamente planificado para celebrar tu boda en el exterior, puede que las inclemencias meterológicas te obliguen a guarecerte y celebrar todo o parte de la boda en el interior. En este sentido, no te preocupes porque en nuestras fincas lo tenemos todo listo para hacer frente a este tipo de contratiempos y tenemos espacios en los que se puede mantener la distancia de seguridad exigida en estos momentos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.